Los 7 tipos de emprendedor más comunes



No es lo mismo emprender por casualidad que por imagen o necesidad. Hemos elaborado siete tipos de emprendedores históricos y de ficción, con sus pros y sus contras. ¿Te reconoces?

A la hora de desarrollar esta tipología de la personalidad del emprendedor hemos tenido en cuenta tres factores. Por un lado, las cualidades necesarias para emprender con éxito; por otro, las razones que llevan a lanzarse a la aventura, y, por último, la forma en que una vez detectada la oportunidad, se le da solución.

Para los expertos, existe una serie de cualidades comunes al emprendedor de éxito. Junto a la iniciativa, la creatividad, la perseverancia o la tenacidad, la mayoría cumple al menos tres de los cinco requisitos siguientes: gran capacidad para asumir riesgos, tolerancia a la frustración, pasión por todo lo que hacen, intuición y flexibilidad para adaptarse a la realidad del entorno. Pero todavía nos queda añadir algún ingrediente más en la coctelera de la personalidad de nuestros protagonistas.

  • HOWARD HUGHES, EL VISIONARIO Este modelo de emprendedor, identificado con la figura de Howard Hughes, es capaz de realizar diferentes tareas y hacerlas todas bien. Hughes construyó su primera emisora de radio con ocho años y a los 12, su primera bicicleta motorizada. Fue aviador, industrial, inventor... Sería el multiemprendedor que siempre está buscando dónde hacer negocio.
  • ROBINSON CRUSOE, EMPRENDEDOR POR NECESIDAD Son emprendedores que se ven obligados por las circunstancias a identificar oportunidades en el entorno. Son como Robinsones de la empresa y cuya subsistencia depende de identificar las posibilidades del entorno.
  • EL TÍO GILITO, EMPRESARIO INVERSOR Sería el que tiene un capital y decide crear una compañía. Busca la rentabilidad por encima de todo. El personaje de ficción que mejor se ajustaría a este perfil sería el tío Gilito, siempre contando sus monedas de oro. Una variación de este modelo es la del emprendedor que crea empresas con la idea de venderlas.
  • SHERLOK HOLMES, EN BUSCA DE OPORTUNIDADES Lupa en mano, como si fuese un Sherlok Holmes, se dedica a analizar el mercado. Sería el emprendedor por excelencia, ya que es el que conscientemente analiza el mercado en busca de necesidades.
  • FORREST GUMP, EL EMPRENDEDOR POR AZAR Cuando Forrest Gump se limpia la cara llena de barro con la toalla, aparece el símbolo de los famosos Smile y él le cuenta a su vecina de banco cómo ganó mucho dinero con aquella cara. Es un ejemplo extremo de lo que es un emprendedor por casualidad o por accidente, pero es cierto que son muchos los grandes empresarios que reconocen el papel del azar en sus inicios.
  • PRESTON TUCKER, EL ESPECIALISTA Tiene un perfil muy técnico, muy especialista. Como Tucker, protagonista de Tucker, un hombre y su sueño, quien se pasó toda la vida en empresas de automoción hasta que tuvo los conocimientos suficientes para hacer realidad el sueño de crear su propio coche.
  • ERNEST SHACKLETON, EL EMPRESARIO PERSUASIVO Hace de su capacidad de influencia su gran baza. Es capaz de convencer a todos sus colaboradores y empujarles hacia un mismo objetivo. Es como el explorador Shakleton, que reunió a 28 expedicionarios con el solo reclamo de su fama y avisándoles de que no garantizaba el regreso con vida de ninguno de los integrantes del equipo.

Ver artículo completo

Somos profesionales apasionados por los proyectos, el emprendimiento, crecimiento empresarial, con nuestra visión de la mejora continua y autosotenimiento empresarial.

Su mensaje ha sido enviado.
¡Éxito! Su mensaje nos ha sido enviado.
¡Error! Hubo un error al enviar su mensaje.
SÍGUENOS TAMBIÉN EN:
-->